Disfrutar diario nuestra comida 

Ayer impartí una cata de vinos blancos en un lugar que se llama Merci.Co, es un lugarcito en el centro de la ciudad, que se dedica al servicio y la venta de vino, tanto en su establecimiento como en eventos privados, el lugar es una casa vieja de esas que se construyeron cuando los 5 barrios en Aguascalientes apenas florecían. Adornada de manera soberbia, con techos altos, espacios acogedores y con un pasillo que te transporta a un lugar fuera de Aguascalientes.

Ayer después de la cata platicaba con los asistentes de la importancia de disfrutar la comida, de realmente tomarnos el tiempo para descifrar sus aromas y sabores, de encontrar sus texturas, de sentir el bocado cuando lo masticamos, ¿Qué pasa después de tragar?, ¿Hay sabores ?, ¿Cómo es el retro gusto de la comida?, ¿Que nos otorga?, ¿A qué nos recuerda? Esta clase de cuestionamientos que se van perdiendo por la premura de ingerir los alimentos en nuestro día a día para poder continuar con nuestras actividades.

Ahora te pregunto: ¿ Cuando fue la última vez que disfrutaste a conciencia tu comida ?.

La comida siempre ha sido un punto focal en nuestras vidas, las familias mexicanas siempre se juntan y se unen a través de una bocado, un platillo o una mesa. Estas tradiciones, con el pasar de los años y el tipo de vida frenética que llevamos, se han ido perdiendo y algo tan bello como es ingerir nuestros alimentos con calma, lo hemos reservado solo para ocasiones especiales, una degustación, un restaurante o una comida de algún día especial como un cumpleaños o una festividad.

Disfrutar nuestros alimentos tiene que ser algo común, algo de diario y al menos 3 veces al día, la comida es un buen momento para conectarnos con nuestros sentidos, que muchas veces dejamos rezagados, oler con atención, probar y descifrar los sabores, ver nuestra comida, adornarla si es posible y aunque sean unos tacos, apreciar el contraste de colores y texturas. Todo esto nos mantendrá en el ahora, en el momento, disfrutando lo que estamos viviendo y esto debe de ser diario, es un placer que está al alcance de nuestras manos.

Les comparto esta reflexión que hicimos en la cata y los invito a disfrutar cada bocado así sea una quesadilla o un platito de frutas, hasta una langosta o caviar, un trago de agua o una champaña, disfruten la comida, uno de los grandes placeres de la vida.

Bebivino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s